Desde STE-CLM lamentamos que la Consejería de Educación se olvide de nuevo del alumnado y de los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, cuando la comunidad educativa se enfrenta a una situación de alerta meteorológica prevista por la AEMET.

Estamos asistiendo a unas temperaturas con valores claramente por encima de los normales para esta época del año, siendo nuestra región una de las zonas más afectadas por el calor, con alerta amarilla y naranja, sobre todo en las cuencas del Tajo y Guadiana. Estas condiciones atmosféricas continuarán marcadas por la estabilidad y la importante insolación, condiciones que favorecen el continuado recalentamiento de la masa de aire estacionada sobre el interior de la Península. La AEMET preveé que se superen los 38/40 grados en nuestra comunidad.

La legislación española regula este tema en el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo. Esta normativa dice en su Anexo III, apartado 2 que las condiciones ambientales de los lugares de trabajo no deben constituir una fuente de incomodidad o molestia para los trabajadores. A tal efecto, deberán evitarse las temperaturas y las humedades extremas. En este mismo Anexo se establece que la temperatura para que exista un confort térmico debe oscilar entre 17 y 27 ºC.

Aunque en los centros escolares existen ambientes térmicos diferentes: actividades sedentarias en el aula y actividades dinámicas en el patio o gimnasio, en las aulas debería haber un sistema eficaz de temperatura que permitiera mantener el ambiente entre 20 y 26 ºC, y poder afrontar las jornadas tanto por el alumnado como el profesorado. En ambientes calurosos, el trabajo que realiza el alumnado en las aulas representa una carga mayor para su organismo por su poca masa muscular, lo que provoca un mayor aumento de la temperatura interna del organismo y la aparición más rápida de fatiga.

Cuando el profesorado sufre una situación de cambio de menos a más temperatura, suele desarrollar síntomas de ansiedad, estar más irritable y agresivo, acostumbra a sentirse más inquieto, tienen más dificultades para concentrarse y suelen estar físicamente más incómodo. Si trasladamos esta situación a cualquier escuela de Castilla la Mancha en la situación climática actual, similar a la época de verano, cuando las temperaturas son más elevadas, nos encontraremos, en la mayoría de los casos, con una situación adversa para poder conseguir una enseñanza de calidad, ya que el alumnado cuenta con menos disponibilidad para el aprendizaje y, por tanto, su rendimiento escolar también puede disminuir. El calor en las aulas puede dar lugar a situaciones de disconfort , mientras que en el patio, en las clases de educación física (más aún cuando los centros no disponen de gimnasios), clases extraescolares, deportes en general, etc., el problema de las altas temperaturas puede ser más grave.

Desde STE-CLM, queremos informar que la temperatura de los espacios del centro (salas de profesores, despachos, u otras aulas), debe mantenerse en un margen razonable que esté dentro de los límites de confort con el fin de lograr un grado de bienestar y satisfacción. Son muy pocos los centros escolares que disponen de aire acondicionado en estos espacios por tanto, son una minoría los centros que resuelven la mayor parte del problema de las temperaturas elevadas con estas instalaciones.

Además, esta semana los centros educativos de la región han recibido las Instrucciones de la Viceconsejería de Educación sobre la organización final de curso 2016-2017, con el objeto de facilitar las actividades más relevantes que se han de llevar a cabo de cara a la finalización del curso. Así pues, en estas instrucciones y, en la primera de ellas y de carácter general, determina en el apartado 1.1. Finalización de las clases, que en caso de realizar sesiones de evaluación antes de las fechas de finalización de las clases las sesiones de evaluación habrán de celebrarse fuera del horario lectivo. Esto viene a determinar que la gran mayoría de las sesiones de evaluación se “deben llevar cabo por las tardes”, justo en las horas del día en que la temperatura alcanza sus mayores valores. La Vice-Consejería está a tiempo de articular unas nuevas instrucciones, que posibiliten una mayor flexibilidad y autonomía en los centros para evitar situaciones ambientales de estrés térmico entre el profesorado.

Desde STE-CLM recordamos a la Consejería de Educación que debe aplicar unas medidas sencillas y fáciles ante las altas temperaturas en los centros escolares dependientes de la JCCM:

  • Se debe organizar el trabajo con el fin de reducir el tiempo o la intensidad de la exposición al calor, adecuar el horario de trabajo al calor del sol y realizar las tareas de más esfuerzo en las horas de menos calor.

  • Se deben modificar procesos de trabajo para eliminar o reducir la emisión de calor.

  • Se debe reducir la temperatura en interiores favoreciendo la ventilación natural, usando ventiladores, aire acondicionado, etc.

  • Se debe garantizar a los trabajadores una vigilancia de la salud específica.

También queremos enumerar unas medidas para los centros escolares que resultan muy eficaces tanto en las actividades sedentarias propias del aula, como en las actividades dinámicas que se realizan fuera de ellas (patios, gimnasios, excursiones, visitas culturales, etc.):

  • Es aconsejable modificar las actividades físicas en la escuela, evitando salir al patio en las horas de más calor (es preferible utilizar un lugar fresco con sombra).

  • También es recomendable modificar los horarios de educación física u otras actividades físicas para proteger a los estudiantes de las altas temperaturas (son mejores los horarios de primera hora de la mañana o final de la jornada). Igualmente, se deben evitar las salidas y actividades físicas en las horas de mayor calor.

  • El alumnado debe utilizar ropa fresca, de material absorbente, que les permita realizar todo tipo de movimientos y que no les dé mucho calor.

  • Se debe evitar el uso de mochilas en esta época del año, ya que dan calor y provocan sudoración en la espalda.

  • El calzado debe ser fresco, cómodo y transpirable.

  • Hay que procurar mantener las persianas de las ventanas orientadas al sur medio bajadas (permitiendo la entrada de luz) para evitar que el sol dé de lleno en las aulas.

  • Es aconsejable beber abundante líquido (preferentemente agua), sin esperar a tener sed.

  • En el caso de que se disponga de aire acondicionado, se debe utilizar con una temperatura moderada para evitar cambios bruscos de temperatura.

Desde STE-CLM exigimos a la Consejería de Educación cumpla con su obligación de formar a los trabajadores sobre los riesgos, efectos y medidas preventivas que se deben adoptar frente al estrés térmico, adiestrarlos en el reconocimiento de los primeros síntomas causados por el calor y en la aplicación de los primeros auxilios.

Descarga el Comunicado de STE-CLM en PDF y cuélgalo en el tablón de tu centro