Después de casi 5 semanas de haber iniciado el curso en los niveles de Enseñanzas Medias, la carencia de profesorado disponibles para cubrir estas plazas está generando un caótico inicio de curso en los centros. Ante este grave problema, estamos viendo que la Administración se equivoca en el diagnóstico del problema y peor aún en las soluciones al mismo.

Entendemos la dificultad en la que se encuentran actualmente los centros y la Administración, pero una buena gestión del servicio de personal habría previsto este problema con tiempo y se podrían haber tomados medidas más acertadas. Durante el pasado curso, STE-CLM ha presionado en las Juntas de Personal y en la Mesa Sectorial de Educación para que se abrieran bolsas extraordinarias y anticiparnos a este problema. Además, STE-CLM ya avisó que el nefasto pacto de interinos firmado por la administración del PP y el resto de sindicatos solo generaría problemas. Ahora se nos da la razón, pero llega tarde, pues este pacto tenía fecha de caducidad en diciembre de 2016 como indicaba su redactado.

Y aquí entramos en el confuso análisis que estamos estos días viendo en los medios de comunicación por parte de la Administración. Se está intentando hacer responsable al profesorado interino, y estamos asistiendo a la publicación en prensa de titulares que achacan la falta de profesorado en los centros debido a las renuncias de los interinos. ¡Esto es inadmisible!. La Administración debe asumir sus errores y no echar balones fuera. Es cierto que hay renuncias, pero ¿cómo no va a haberlas? Si se hubieran adjudicado las vacantes en su momento, si se ofrecieran contratos dignos y no los precarios tercios de jornada, si contratara a todo el profesorado que ocupa vacante hasta el 31 de agosto, si el profesorado interino tuviera la seguridad jurídica de que trabajando más de 5 meses y medio cobrará el verano, si supieran que una vez trabajando no serán rebaremados en cada proceso selectivo… esto no hubiese ocurrido, y las renuncias serían mucho menores.

Ahora se plantean dos soluciones muy desafortunadas:

PRIMERA: Crear bolsas extraordinarias con las prisas que no tuvieron el año pasado y con el único criterio de ordenación que la nota media del expediente académico. ¿Esta es la interpretación que hace la administración de los principios de igualdad, mérito y capacidad que deben regir la ordenación de las listas? Esto nos recuerda mucho a las declaraciones de Marcial Marín, que despreciando la experiencia docente, afirmaba que quería como profesores solo a aquellos que tuvieran el mejor expediente. STE-CLM cree que este debe ser un mérito pero no el único, y por supuesto dar mayor relevancia a la experiencia de los docentes. No nos olvidamos de todos aquellos profesores y maestros que fueron echados del sistema con el actual pacto de interinos y los recortes en educación.

Además, la ordenación de estas bolsas será diferente a las bolsas extraordinarias creadas el año pasado en algunas especialidades, generando un agravio comparativo. Y este desigual trato también se aplicará a la segunda medida.

SEGUNDA: El acto público del día 11 de octubre, donde se obligará a coger media jornada al profesorado convocado si es de su misma especialidad y aunque sea en una provincia que no haya seleccionado en sus peticiones de trabajo, además de obligar al profesorado a viajar a Toledo desde todos los rincones de nuestra región.

Por último, parece que la Administración no ha barajado otra opción muy beneficiosa para la calidad de la educación pública. Podrían aumentarse las horas lectivas para que desaparecieran los puestos de trabajo con tercios de jornadas, calificados como “trabajo de mierda” por la diputada regional del PP Claudia Alonso con el cinismo de pertenecer al mismo partido político que extendió esta tipo de contratación para minimizar gastos y maquillar los datos de desempleo (y que sigue haciendo la administración actual), aportando esas nuevas horas lectivas un esfuerzo para atender a la diversidad de los centros de secundaria, tan mencionada pero a la que apenas se dedican recursos. Así, seguro que muchos profesores aceptarían estos trabajos con gusto, y seguro que los centros, las familias y el alumnado agradecerían este gesto de mejora.

La anterior administración del PP dejó en una condiciones laborales tan precarias al profesorado interino de Castilla-La Mancha que ahora esta es la última opción a elegir entre muchos de los profesores interinos que están en bolsas de trabajo de varias comunidades autónomas. La actual Administración apenas ha revertido esta situación. STE-CLM exige a la actual administración un nuevo pacto de interinos que asegure estabilidad, la eliminación de los contratos parciales inferiores a media jornada, que todas las vacantes sean cubiertas por profesorado contratado hasta el 31 de agosto y se pague el verano a aquellos que trabajen más de 5 meses y medio.

Descarga el comunicado en PDF:

Descargar (PDF, 80KB)