El pasado martes pedimos medidas preventivas ante las altas temperaturas que estamos sufriendo en Castilla-Ĺa Mancha (CLM), más aún ante las previsiones para el día de hoy y la semana que viene. Por desgracia, se están viviendo casos de golpes de calor en centros de CLM, como en el IES Brianda de Mendoza de Guadalajara, donde 2 alumnos han tenido que ser atendidos en urgencias, y otros tantos han tenido que ser recogidos por sus familiares por malestar general, vómitos, etc…

Recordamos a la Consejería de Educación que con la actual situación de alerta naranja por altas temperaturas, no se puede dejar al libre albedrío, o como indican las propias instrucciones “desde el respeto a la autonomía de los centros”, la seguridad de la comunidad educativa de CLM, haciendo recaer la responsabilidad de toma de decisiones en el equipo directivo del centro.

Exigimos a la Consejería de Educación que, ya que sufrimos unas ratios ilegales en los centros educativos de CLM (hasta 30 en grupos de Primaria, 36 en Secundaria y 43 en Bachillerato),  cuyas aulas no reúnen las condiciones de salubridad, ventilación y confort térmico establecidos en la normativa vigente, no se deje a la voluntad de los directores el mantenimiento de las actividades lectivas.

Denunciamos que el Gobierno de CLM es el culpable de que el alumnado y el profesorado esté soportando condiciones de altas temperaturas en los centros educativos, poniendo en riesgo la salud de ésta comunidad educativa, el cual, en caso de caer enfermo, puede verse amonestado económicamente por tal motivo. La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, determina que es responsabilidad del Gobierno de CLM establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo.

Comunicado del pasado martes: STE-CLM exige a la Consejería de Educación medidas preventivas ante las altas temperaturas en CLM