STE-CLM DENUNCIA QUE LA CONSEJERÍA ESTÁ PONIENDO EN MARCHA EL ACUERDO DE LEGISLATURA ANTES DE SU APROBACIÓN, DE FORMA ARBITRARIA Y SIN NEGOCIACIÓN.

STE-CLM denuncia que desde Consejería se están poniendo en marcha medidas del Acuerdo de legislatura antes de su aprobación, de forma arbitraria, y sin previa negociación. Dicho Acuerdo, que tantas veces ha sido traído y llevado, parece que va a ver la luz en la primera quincena de agosto, según palabras de Emiliano García-Page a la prensa.

Desde STE-CLM consideramos que este acuerdo nace viciado, fruto de un proceder muy poco democrático por parte de la Administración, que ha decidido dejar fuera de gran parte de las negociaciones a una parte los representantes del profesorado, esos que un día fueron elegidos democráticamente por los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, como ya denunciamos la semana pasada cuando el Director General se reunió con cuatro organizaciones sindicales excluyendo a STE-CLM. ¿Qué tienen que ocultar? Pero no contentos con ello, sigue adelante la arbitrariedad y la falta de negociación, como hemos podido ver en la dotación del cupo extraordinario que está previsto en el todavía borrador de acuerdo, que ya ha llegado a los centros de Enseñanzas Medias, cuando todavía no se ha aprobado nada. Los criterios de distribución de dicho cupo no se conocen.

Tras la elaboración del cupo de plazas de profesorado de los centros de EEMM, que se había llevado a cabo con un cómputo horario de 21 horas, de forma muy restrictiva, sin permitir desdobles ni ningún tipo de flexibilidad, de la noche a la mañana se informa al servicio de inspección y a personal de las diferentes direcciones Provinciales que han de cambiar los cupos establecidos porque hay una dotación de cupo que llaman extraordinario. Todo ello es debido a que se está anunciando un Acuerdo que en el cual se establece para el próximo curso una bajada de horas lectivas y para ello se dotará de un cupo extraordinario de 250 plazas para toda la región. En primer lugar hay que tener en cuenta que, según el borrador de acuerdo (que aún está en proceso de aprobación o no por los trabajadores) estos cupos han de ser negociados por la inspección educativa y por las organizaciones sindicales firmantes. Nada se sabe de esta negociación, ni de los criterios que se han seguido para distribuir los cupos por provincias y por centros. Esto lleva aparejado otro gran problema, el próximo curso habrá centros que vayan a 21 horas lectivas, porque no han sido uno de los agraciados, y otros que pueden que vayan a 18, o que incluso dentro de un mismo centro haya profesorado que tenga diferente carga lectiva sin conocer los criterios que se han seguido para ello.

Por otro lado, estos cupos se han conocido en la mayoría de los casos después de las asignaciones de desplazados y expectativas de destino, con lo cual este profesorado, a pesar de tener preferencia ha visto mermados sus derechos.

Esto tenía una fácil solución, haber bajado el horario lectivo del profesorado de 21horas a 20h, hasta alcanzar progresivamente las 18 horas lectivas, y dado que el acuerdo no está sujeto a la aprobación de los presupuestos, como está comprobando, se debería haber aplicado en la primera elaboración de los cupos, así se hubiese beneficiado ecuánimamente tanto a todo el profesorado como a todos los centros educativos, de una forma clara y transparente, sin duplicar trabajo.

Por otro lado, nos llama poderosamente la atención que le denominen “cupo extraordinario” dado que esta expresión viene a decirnos que este cupo no se piensa consolidar en la plantilla y que es un cupo “extra” para dos años y luego ya se verá si se cambia la normativa sobre el horario lectivo o no. Esto no es más que un parche que se hace de forma puntual (extra) y que no se muestra la consolidación del horario lectivo a 18h que es el que tenía el profesorado de secundaria en 2010. Además, se está llevando a cabo de forma arbitraria sin negociación y sin unos criterios claros de distribución.

No se entiende que se quiera la opinión del profesorado sobre unas medidas que ya se están llevando a cabo, a no ser que lo que se pretenda realmente es una foto que garantice al gobierno la paz social, sin medidas realmente trascendentales para la mejora de las condiciones laborales del profesorado y la mejora del sistema educativo.

Desde STE-CLM vamos a luchar para que este acuerdo no se quede en una pose, sino que se negocien con transparencia y democráticamente las mejoras que el profesorado exige a esta administración, y no obedeciendo a intereses políticos que nada tienen que ver con la enseñanza y que pueden traer perjuicios a los centros y agravios comparativos entre trabajadores.