IMG-20140527-WA0007

¿Qué queremos ser?

Intersindical Joven busca ser un ámbito de participación sindical juvenil, solidaria y de clase, donde trabajar por conseguir la igualdad a partir de la diferencia, siendo solidarios con la lucha por las libertades y los derechos de los trabajadores y trabajadoras de todas las latitudes.

Hasta ahora, venimos formándonos y participando en las diversas plataformas, asambleas y movimientos juveniles de la provincia.

¿Por qué crear un área sindical joven?

La idea de conformar una sección joven surge por varias cuestiones, debido a la puesta en marcha de una política social, laboral y económica que, bajo la excusa de la crisis y de las políticas y normas internacionales, pretende acabar con los derechos sociales históricos, individuales y colectivos de los trabajadores y trabajadoras. Así, la clase obrera es la que sufre el desempleo y la propagación del a pobreza y del hambre, fruto del sistema capitalista que afecta tanto al ámbito privado como público deteriorando las condiciones de vida de la clase trabajadora en su conjunto. Como resultado de las diversas y sucesivas contrarreformas laborales se ha conseguido desregular las relaciones laborales, abaratando el despido y, a su vez, eliminando de un plumazo los derechos laborales. Este tipo de medidas no están afectando al empresario sino a sus trabajadores. A las dificultades impuestas, hay que añadir el desmantelamiento del sistema público con la anulación de los servicios más básicos y la subida de tasas.

De forma específica, además de participar en la acción sindical, englobando a los trabajadores de forma genérica, nosotros, como área joven, nos centraremos en realizar un espacio de participación, acción y formación de jóvenes afiliados, afiliadas y simpatizantes de Intersindical, tanto si están estudiando, trabajando, en prácticas, o en desempleo. Debemos tener en cuenta que el campo de la juventud, con las políticas que el Gobierno está llevando a cabo, es uno de los más afectados actualmente. La Patronal y el Gobierno potencian los ciclos formativos de baja cualificación impidiendo el acceso a la formación universitaria. Gracias a la ya nombrada reforma laboral, los y las estudiantes en prácticas o “recién salidos” a la vida laboral, están trabajando en condiciones de explotación y sumisión, con el despido a la orden del día, sin indemnización ni explicación, dejando que las empresas hagan y deshagan a su gusto y conveniencia. Debido a estos diques que el Gobierno impone, ha aumentado la tasa de jóvenes parados en España a un 57,7% del total, siendo en Castilla-La Mancha un 63% del mismo; todo esto, sin contar con que la mayoría de jóvenes que salen al mercado laboral les imponen un exilio que disfrazan de aventura, arrebatándoles la falta de oportunidades que ya no existe en el Estado Español. Por lo tanto, aunque en España se hable de una bajada del número de parados, el descenso no se debe, de ninguna de las maneras, a la juventud. Consiste, así, en un desempleo juvenil estructural que, si no lo paramos ahora, costará años recuperar. Estos trabajadores y sus derechos serán nuestro objetivo.

No se puede, por ello, permitir que la oligarquía haga y deshaga las leyes a su antojo, siga suprimiendo los derechos e incumpliendo sus promesas. Así, en este campo, nuestra labor se fundamentará en que las y los jóvenes trabajadores se den cuenta de que se verán involucrados imperativamente, quieran o no, y deben trabajar con el sindicato activamente para defender sus derechos. Se debe frenar la ofensiva y constituir un referente sindical (de clase y anticapitalista) capaz de luchar por la verdadera defensa de la clase trabajadora. Debemos aprender a organizarnos en sindicatos, centros de trabajo, calles, etc., y reclamar el cambio social a la vista del fracaso de las políticas neoliberales y represivas.

Pretendemos un impulso de fuerza generacional que comience desde abajo, incorporando a la juventud en la defensa de sus reivindicaciones, tanto en el ámbito interno como externo, atendiendo a la necesidad de prestar mayor atención a los y las jóvenes a través de la negociación colectiva para evitar situaciones de explotación.

¿Cuáles son nuestros objetivos?

Entre nuestras propuestas de acción sindical se encuentran:

  • Analizar el desarrollo de la juventud desde sus comienzos formativos hasta su entrada en el mercado laboral, pasando por su inserción.
  • Implicarnos en los sectores públicos como la universidad y los ciclos formativos, extendiendo nuestra presencia a los centros de trabajo, con el fin de defender y reivindicar que somos un sindicato de clase.
  • Potenciar la incorporación de la mujer a la lucha por sus derechos sociales y económicos.
  • Luchar por los servicios públicos, el reparto del tiempo de trabajo y la reducción de la jornada laboral.
  • Participar en la elaboración de propuestas para la negociación colectiva y salud laboral, enfocadas a la mejora de las condiciones de trabajo y acceso al empleo de los y las jóvenes en un contrato único.

Apostamos por un programa de formación asentado en pilares como la acción sindical, la juventud, la mujer y la clase trabajadora.

Por último, nos gustaría remarcar la importancia de nuestro sindicato como un verdadero sindicato de clase y no sometido a los intereses de la patronal, la banca y sus políticos (del PP y del PSOE). Un sindicato que aglutine a la clase trabajadora que reclame sus derechos laborales y sirva para la lucha económica