En los últimos meses venimos asistiendo a las declaraciones del Consejero de Educación Marcial Marín anunciando la intención del gobierno regional de convocar oposiciones de secundaria en 2015. La única información que se dio en mesa fue que el número de plazas que se está barajando es entre 300 y 400, y que sería para Enseñanzas Medias, sin aclarar Cuerpos o especialidades. Desde STE consideramos la convocatoria de estas oposiciones como una maniobra política, una cortina de humo para desviar la atención pública de la masacre de puestos de trabajo en la enseñanza pública de nuestra región.

Como ya ocurrió en 2013 con las oposiciones de Infantil y Primaria, el Consejero difunde una y otra vez la creación de puestos de trabajo, olvidando que en los últimos dos años ha destruido más de 5000, despidiendo interinos y desplazando forzosamente a profesorado con destino definitivo. El balance es brutalmente negativo, con lo cual consideramos estas declaraciones como un alarde de cinismo con el único propósito de engañar a la opinión pública.

Por otro lado, con la firma del nuevo y lesivo pacto de interinos por parte de la Administración y cuatro organizaciones sindicales, una convocatoria exigua de plazas como la que se está barajando, supondría únicamente la reordenación de las listas de interinos.

El Pacto de interinos actual supone rotación e inestabilidad en el empleo. En las oposiciones de 2013 docentes con experiencia, que en muchos casos habían aprobado varias oposiciones sin plaza, se vieron relegados los últimos puestos de las listas y condenados al paro, debido a la naturaleza eliminatoria de la primera prueba de la fase oposición y a lo establecido en el Pacto de interinos.

Además, dada la ridícula Oferta de Empleo Público, solo un porcentaje minúsculo superó esa primera prueba (siendo la tónica general notas muy bajas) no permitiendo a la mayoría el paso a la segunda prueba. Es decir, docentes perfectamente capacitados se quedaron fuera del sistema, y esto volverá a ocurrir con los trabajadores en activo actualmente la próxima vez que se convoquen oposiciones, al menos con una cantidad tan ínfima de plazas, y con el sistema de reordenación de listas actual.

A esto se unió otra grave circunstancia, el tener la desgracia de caer enfermo/a durante el proceso del concurso-oposición, o simplemente dar a luz en esas fechas, supuso la pérdida del puesto de trabajo para varios trabajadores y trabajadoras. Otra muestra más del injusto sistema puesto en marcha con el beneplácito de ANPE, CSIF, CCOO y FETE.

El pacto aún no ha afectado al profesorado interino de EEMM, porque no se han convocado oposiciones desde entonces, con lo cual estos docentes siguen ordenados según el anterior acuerdo de interinos, pero las listas serán reordenadas en cuanto se convoque proceso selectivo.

LA REIVINDICACIÓN DE STE SOBRE EL SISTEMA DE ACCESO: EL ACCESO DIFERENCIADO.

¿En qué consiste la propuesta de STE sobre EL ACCESO DIFERENCIADO?
El sistema de acceso vigente a los cuerpos de funcionarios docentes continúa provocando situaciones de competencia desigual entre el profesorado interino con mayor experiencia acumulada, y los aspirantes que no poseen experiencia docente. STE-CLM aboga por un acceso diferenciado, según el cual en cada oferta de empleo público se contemplase un número de plazas para profesorado con experiencia (interino) y sin ella (parado).

La persistencia de pruebas eliminatorias en los procesos selectivos pone en entredicho cualquier cambio en los baremos de méritos, ya que es preciso superar los exámenes para hacer valer la carga de experiencia docente acumulada.

STE-CLM propone reequilibrar los sistemas de Acceso a la Función Pública para dar opción a los intereses de los distintos grupos a través de:

  • Mantenimiento de una convocatoria del concurso-oposición de carácter libre.
  • Realización de una convocatoria de acceso diferenciado para el profesorado interino.
  • En la convocatoria de acceso diferenciado, las pruebas no tendrán carácter eliminatorio.
  • Consideramos que este sistema aseguraría que la experiencia laboral del profesorado interino se viera reconocida, a la vez que salvaguarda la igualdad de oportunidades para todos en el acceso a la función publica, evitando las competencias entre opositores con experiencia y sin ella, al separar plazas para libres e interinos en tribunales distintos.