Desde STE-CLM queremos llamar la atención sobre lo poco que se avanza en materia de igualdad dentro de la Consejería de educación. El pasado 7 de junio se publicaban los listados de admitidos y excluidos en los procesos para elegir nuevos responsables de la dirección de los centros educativos de nuestra región, los datos nos muestran cómo a estos puestos de responsabilidad optan en su mayoría hombres.

En la región el 52% de los nuevos candidatos a la dirección en colegios de Infantil y Primaria son hombres, cuando la plantilla es del 21,58%; mientras que en los centros de secundaria, los aspirantes son el 81,48% cuando la plantilla es tan solo del 43,58% del sexo masculino, las estadísticas hablan por sí solas.

El sistema educativo tiene que fomentar la igualdad efectiva entre mujeres y hombre, por ello ha de eliminar prejuicios y estereotipos sociales de carácter sexista. Se trata de garantizar la igualdad de consideración, de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres. También se tienen que erradicar los obstáculos que impiden el desarrollo de dicha igualdad.

La educación es fundamental para promover en nuestros alumnado valores y modelos que nos lleven a una sociedad libre de discriminación por razón de género , tanto la explícita como la implícita. Esta última la vemos cuando los puestos de responsabilidad y coordinación en los centros educativos están ocupados en su mayoría por hombres.

Vivimos en una sociedad donde el trabajo de los cuidados está recayendo casi íntegramente en las mujeres, son estas las que por ello no dan un paso adelante en asumir tareas en los centros de trabajo , que puedan llevar aparejada una sobrecarga de dedicación que les reste tiempo para el trabajo en la vida familiar.

En nuestra sociedad la desigualdad sigue siendo la tónica como nos muestran los datos siguientes:

  1. -La tasa de actividad de las mujeres está 12 puntos por debajo de la de los hombres.

  2. -Las mujeres sufren en mayor medida el desempleo. La tasa de paro de mujeres es superior en un 3% a la de los hombres.

  3. -Los salarios anuales medios de las mujeres son 23,3% inferiores a los de los hombres por el mismo trabajo.

  4. -La conciliación sigue siendo una asignatura pendiente.

Estas situaciones solo se revertirán si educamos para la igualdad, si legislamos leyes para la conciliación entre la vida laboral y familiar, en definitiva , si mostramos a nuestros niños y niñas modelos de sociedad donde mujeres y hombres ocupan puestos de responsabilidad indistintamente, la escuela y la familia es el lugar donde se debe comenzar a mostrar estos valores. Estadísticas como las que nos dejan los procesos de elección y renovación de directores dictan mucho del camino hacia una sociedad igualitaria.

Descarga el Comunicado en PDF y cuélgalo en el tablón de tu centro