La Consejería de Educación vuelve a imponer un programa formativo que supondrá trabajo no remunerado para el colectivo interino y lo amplía a los centros de Secundaria


Ayer 25 de noviembre la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la convocatoria del Programa “Formación en el Aula”, un año después de la puesta en marcha de este proyecto, consistente en que titulados universitarios que no hayan trabajado nunca como interinos, o que habiendo trabajado no tengan trabajo en la actualidad, realicen una especie de prácticas en los centros educativos de la Región.

Dicho programa, que no será remunerado, tendrá una duración de 200 horas repartidas en 20 horas semanales, entre el 13/01/2014 y el 21/03/2014; los y las docentes en paro que participen en este programa obtendrán 250 horas de formación para las oposiciones.

Las novedades más importantes con respecto al curso anterior son la incorporación a este programa de los centros y el profesorado de Educación Secundaria de nuestra región, y que será la dirección quien realice la selección de los tutores, teniendo en cuenta unos criterios entre los que no está el que el profesorado haya manifestado su disposición a serlo, por lo que la dirección podría obligar a cualquiera a tutorizar alumnado.

Para el STE-CLM este programa es la forma de tener mano de obra sin abonar el salario correspondiente, por ello nos oponemos frontalmente.

Nos resulta abusivo por varias razones:

– Incrementa aún más el horario del profesorado que debe tutorizar estas prácticas. El profesorado que realice funciones de tutor de este programa no verá compensado con reducción de carga lectiva el trabajo dedicado a la atención del alumnado de este programa. El profesorado está desbordado en su trabajo, le recordamos que desde el curso 2009/2010 hemos visto como aumenta el horario lectivo y ahora aún lo quieren subir más.

– El profesorado no escogerá voluntariamente ser tutor, sino que le podrá ser impuesto en contra de su voluntad, ya que el programa establece que “le corresponde al Director la selección de los tutores teniendo en cuenta criterios de disponibilidad personal, la experiencia profesional y la experiencia previa.” El curso pasado, la tutoría recaía entre el profesorado que lo solicitara, tras un proceso selectivo por parte del coordinador/a.

– Éste no es el mejor método para adquirir experiencia en las aulas, pues la han venido adquiriendo durante su periodo de estudios universitarios y en el Máster de Formación Pedagógica.

– Con esta medida la Consejería pretende que los miles de trabajadores y trabajadoras despedidos realicen de forma gratuita las funciones por las que durante otros cursos han percibido un salario.

– “El alumno o alumna del programa no podrá sustituir, en ningún caso, al profesor o profesora del centro en el ejercicio de sus funciones como docente. En ningún caso, el alumno en prácticas permanecerá solo en el aula sin ser acompañado por su tutor o la persona que determine el coordinador del Programa”. Tenemos constancia del incumplimiento sistemático de este punto, debido fundamentalmente al intento de algunos equipos directivos de suplir de alguna forma la falta de cobertura de las sustituciones del profesorado de baja o la supresión de los apoyos en Educación Infantil.

– Se llevará a cabo en centros docentes públicos y también en centros privados concertados. Si ya nos parece denigrante que la Consejería de Educación pretenda obtener mano de obra gratuita, nos parece más denigrante aún que la propia Administración actúe como empresa de trabajo temporal para empresas privadas, proveyendo de mano de obra gratuita a los centros privados concertados. Los centros concertados deben ser eliminados de cualquier programa financiado con dinero público. No se puede sostener proyectos públicos en empresas privadas.

Esta Administración hace oídos sordos a las quejas que el programa tuvo el curso pasado, demostrando una vez más que no le importa la opinión de sus trabajadores y trabajadoras, al consolidar un programa plagado de críticas.

Desde el STE-CLM rechazamos este programa, con el cual la Consejería muestra una vez más su nulo respeto hacia el colectivo docente, y especialmente, hacia el profesorado interino. Instamos al profesorado a que se pongan en contacto con nosotros en el caso de que adviertan el incumplimiento en el desarrollo del programa, como ya ocurrió el curso pasado.