LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DESPIDE A UNA PROFESORA EMBARAZADA

POR SOLICITAR LA BAJA

El STE-CLM denuncia la discriminación por parte de la Consejería de Educación de una profesora por estar embarazada y darle una baja su médico.

Esta profesora, después de ser cesada de una sustitución el día 23 de diciembre sin previo aviso, vuelve a ser nombrada el viernes 13 de enero, para una sustitución en la provincia de Toledo, incorporándose a su puesto de trabajo el lunes 16 de enero. El día 20 y tras asistir a consulta médica el facultativo decide darle la baja.

Al presentar esta baja el Inspector Médico le deniega el permiso por incapacidad laboral temporal por embarazo y los servicios periféricos de Toledo se ponen en contacto con esta profesora para revocarle el nombramiento y reclamarle el salario de los días que ha estado nombrada. Esta actuación se lleva a cabo argumentando que se presupone que acepta el puesto de trabajo con la intención de darse de baja, al estar en un estado de gestación avanzado.

El STE-CLM considera que la Administración se extralimita en sus competencias y discrimina a esta profesora, porque le está negando el derecho que tiene cualquier trabajador o trabajadora a ponerse enfermo. A esta profesora le correspondía que se le adjudicara un puesto de trabajo por su posición en la lista; estar embarazada y padecer una incapacidad temporal relacionada con su embarazo no es un motivo para arrebatarle el puesto de trabajo, máxime cuando en el acuerdo de gestión de listas de aspirantes a interinidad no se establece ninguna discriminación de este tipo.

Se pone de manifiesto la poca consideración que se está teniendo por parte de esta Administración con respecto no sólo al profesorado interino sino especialmente con respecto a las mujeres embarazadas, aplicando criterios económicos por encima de los derechos del profesorado.

Desde el STE-CLM solicitamos al Instituto de la Mujer que intervenga de modo urgente con respecto a la Consejería ante esta flagrante injusticia para que de modo inmediato esta profesora se reincorpore a la situación laboral legal que le corresponde, y para que no se vuelvan a producir actuaciones de este tipo. Se trata de una clarísima discriminación por cuestión de género, en la que se ha castigado a una profesional por el mero hecho de estar embarazada.