COMUNICADO EN APOYO A LA JORNADA DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA DEL 8M Y A LA MANIFESTACIÓN EN MADRID

A pocas semanas que termine el curso académico 2013/ 2014, podemos afirmar que los ataques a la educación pública son una constante que no ha hecho más que aumentar. Si bien comenzábamos las clases con una nueva subida de tasas, acabamos con una muestra más de los devastadores efectos, resultado de la política de recortes en becas iniciada por el Gobierno el pasado curso.
A día de hoy, gran cantidad de las solicitudes de becas no han obtenido respuesta, otras han sido resueltas con cuantías irrisorias , llegando a darse casos de alumnas/os que han recibido “0” euros- y muchas otras han sido denegadas aún cumpliendo todos los requisitos necesarios para su solicitud. Este último caso además, conlleva que quienes pidieron beca y han conocido ahora que no van a contar con ella, tienen que abonar todo el pago de la matrícula de golpe y en un plazo muy limitado que, en la mayoría de los casos, llega a su fin en las próximas semanas. Esto tiene como consecuencia directa, tal y como ya sucedió el curso pasado, la anulación de las matrículas de muchas/os estudiantes universitarios que ven peligrar tanto el esfuerzo de todo el curso, como la propia permanencia en la universidad. A esto se suma además el endurecimiento de los requisitos para conseguir una beca general, el anuncio de la supresión de la dotación económica para las SÉNECA -de movilidad interior- y próximamente para las Erasmus – de movilidad exterior-.

Así mismo,estamos padeciendo de forma muy aguda la materialización de los continuos ataques y procesos de desarticulación de lo público, tanto en el ámbito de las enseñanzas medias como en la educación superior.

Como ejemplo de esto, podemos mencionar el caso del C.E.S Felipe II, centro adscrito a la UCM que acaba de ser traspasado a la universidad Rey Juan Carlos de Madrid. En esta venta se busca únicamente la mayor rentabilidad económica, poniendo en peligro la estabilidad de las y los estudiantes, trabajadoras/es y profesoras/es. Este tipo de medidas que utilizan la educación pública universitaria como moneda de cambio, empiezan a ser cada vez más frecuentes; como la eliminación de 10 grados “no rentables” en la URJC durante este curso. El modelo de educación superior que se persigue es un modelo polarizado y segregador, que consiga dividir a los centros en: universidades de primera, que ofertarán cursos rentables para el mercado laboral -recibirán inversión privada permanente-; y universidades de segunda, como una red periférica y subsidiara que no recibirá inversión y por la que no se apostará. En definitiva, cuando hablamos de la venta del C.E.S Felipe, hablamos de los acontecimientos diarios que materializan el desmantelamiento generalizado de la Universidad Pública.

En las enseñanzas medias, se pretende cerrar Institutos públicos, con la excusa de aumentar la oferta en FP. Esto masificará aún más las aulas de los centros colindantes, puesto que disminuye enormemente la oferta educativa, y disminuirá considerablemente la calidad de la educación en dichos institutos. Se trata de una consecuencia directa de la puesta en marcha de la aplicación de la LOMCE, y lleva a un modelo segregador en cuanto a EEMM y FP se refiere, siendo este aspecto sangrante y explícito en el contenido de la LOMCE, que se añade a la larga lista de deficiencias que la educación pública ha ido acumulando decreto tras decreto de las diferentes administraciones educativas.

Por todo ello, apoyamos firmemente la huelga estudiantil del 8 de Mayo en el estado y hacemos un llamamiento a la comunidad educativa a salir a la calle el día 8 de Mayo, para reclamar el derecho a becas, el rechazo a las continuas subidas de tasas y los recortes en educación, y para gritar bien alto que no vamos a permitir los cierres de institutos, ni las ventas de campus.

Porque la educación pública es un derecho y no un privilegio,
¡La educación pública no se vende, se defiende!

Secretariado Confederal de STEs-Intersindical
7 de mayo de 2014