Hoy conmemoramos el día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños.

Desde STE-CLM queremos concienciar a la ciudadanía sobre las causas y consecuencias de este crimen endémico que afecta a todas las regiones del mundo. Naciones Unidas estima que entre 4 y 5 millones de personas son víctimas de trata.

El 95 % de las víctimas son mujeres y niñas introducidas en el comercio sexual, por el mero hecho de huir de conflictos armados, situaciones de miseria, opresión, desastres naturales, violencia.

Advertimos la necesidad de contemplar el problema desde su gran complejidad y que se pudiera percibir desde cada uno de los aspectos que incluye: la violación flagrante de derechos humanos privando a las víctimas de los derechos elementales, denegándoles cualquier tipo de estatuto jurídico y reduciéndolas, mediante amenazas y violencia, a un estado de dependencia extrema.

Nuestro país es el segundo de Europa con más explotación sexual. Se estima que mueve alrededor de 8,3 millones de euros diarios, según los últimos datos aportados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

No podemos permitir que, en pleno siglo XXI, un número tan importante de mujeres y niñas vean pisoteados sus derechos y sean convertidas en meros objetos de proxenetas y redes mafiosas. En la lucha por la igualdad y contra la violencia de género, no es posible ningún tipo de tolerancia hacia la explotación sexual.

Hace falta voluntad política para erradicar la explotación sexual, dotando de los recursos oportunos para dar asistencia y protección integral a las víctimas para su reparación y reinserción social. El interés de las administraciones no puede centrarse en la persecución de las personas indocumentadas, sino en los delincuentes que han traficado, criminales que actúan impunemente y que ganan millones a costa de acabar con la vida de seres humanos. No es sexo de lujo: es explotación, violencia, tortura, secuestro, esclavitud.

En esta labor, resulta imprescindible abordar la demanda de servicios sexuales, concienciando a la población sobre su incidencia en la explotación de las mujeres y en la trata de mujeres y niñas y, por ende, adoptando medidas tendentes a su reducción. Para ello, es además necesario promover una educación de carácter igualitario que integre el principio de no discriminación de la mujer y coadyuve a la negación del sentimiento de superioridad de género, en todos los niveles educativos. Del mismo modo, se precisan actuaciones para hacer llegar a los adolescentes un mensaje de tolerancia cero frente a la explotación sexual que también sirva de freno a la demanda.

Desde STE-CLM exigimos al Gobierno regional que cumpla con su compromiso de lucha contra la trata, que no aplace sus obligaciones, derivadas del derecho internacional, estatal y regional. Que no anteponga las políticas de ajustes y recortes presupuestarios a la defensa de los derechos humanos y a la salvaguarda de las víctimas de trata, cuyas condiciones de vida son degradantes y se asemejan a condiciones modernas de esclavitud.

Exigimos voluntad política para terminar con este delito.

PUEDES DESCARGAR EL COMUNICADO EN PDF